miércoles, 11 de mayo de 2016

Ana

La sirenita del famoso cuento, en Copenhague

Había caído el sol durante todo el día, y se dejaba notar a pesar de estar ya entrada la tarde. Maite, la recepcionista de la academia, se reía mientras intentaba explicarla que pensaba que las clases empezaban 15 minutos más tarde. Ella me agarró del brazo sin ninguna diligencia y me metió en un aula por completo desconocida para mí. Busqué, con la mirada, una silla en la que sentarme en medio del desconcierto de la clase.

Fue entonces cuando la vi. A mí no me importaba nada de lo que hubiera en clase, solo ella. Aquella camiseta roja con la imagen de una moto que dejaba adivinar sus formas. Aquellas manos morenas, una de ellas salpicada por una quemadura, y sus preciosas muñecas adornadas por pulseras de pinchos. Aquel reflejo oscuro de cabello moreno y largo, peinado en tirabuzones. Y los ojos.

A pesar del tiempo transcurrido desde que los vi por primera vez, y de los muchos y bellos momentos o los sinsabores que aquellos iris marrones iban a introducir en mi vida durante los años siguientes, todavía hoy sigo siendo incapaz de expresar el efecto de esa mirada pícara y luminosa, tan engañosamente limpia, idéntica a los ojos de una pantera que observa desde lo alto de un árbol.

Para mí, Ana era solo una visión celestial, maravillosa, tan lejos de mi pobre condición mortal como podían estarlo la luna o la más brillante estrella de las que la acompañan.

Se van a cumplir 11 años desde que viví ese momento y casi 10 desde que escribí este puñado de líneas, y no quería dejar pasar la ocasión de conmemorar esos momentos de la adolescencia tan intensos y agridulces que ya nunca volverán. Este es mi pequeño homenaje a esos años, pero seguro que tú, mi querido lector, también habéis tenido sentimientos así. ¿Me los cuentas?

Más: anteriormente en La Fabulosa Gallina De Goma, Las mujeres de mi vida

147 comentarios:

  1. Yo me enamoré de un fantasma y aún hoy en día, teniendo pareja y queriéndola con toda mi alma, el fantasma sigue ahí.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todos guardamos fantasmas en el armario, Tamara. Esperemos que se marche más temprano que tarde. Un beso ^^

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito puñado de líneas! ¿Por qué será que hay personas que te hacen un 'clic' especial con una mirada (la de esos iris como dices), una cabeza ladeada, una carcajada, un aroma,etc
    En mi caso ha habido tanto magnetismo intelectual como físico.
    ¡Me ha encantado tu post, Holden!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado mi entrada Chelo :) Pues no se, pero el caso es que estas cosas suceden. Casi que para nuestra desgracia, diría yo. Muchas gracias ^^

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Qué bonito!!!!! Es que en la adolescencia es todo muy intenso, yo era o la más feliz del mundo o la más desgraciada, lo intermedio no existía. Hace año y pico escribí un post sobre el primer beso y esto tuyo me lo ha recordado, esas cosas ya no vuelven a sentirse, vienen cosas mejores...pero distintas.
    Feliz miércoles!!!!! Yo ayer también tuve el día ñoño y puse una historia de amor. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado Marigem, ahora en cuanto pueda marcho a tu blog a leer tu historia, que acabo de aterrizar... y si la encuentro, la de tu primer beso. Yo también creo que vienen cosas mejores, o más bien, lo tengo claro.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Siiiiii he visto La joven del agua, adoro a Shyamalan, qué buena. :)

      Eliminar
    3. Bien, bien ^o^ Ya somos 2. Aunque no es mi prefe, ojo.

      Eliminar
  4. Qué bonitos esos recuerdos de adolescencia que al rememorarlos nos traen una sonrisa y algún suspiro.

    Pues sí, Holden, yo también tuve mi "paseo por la estratosfera" cuando vi a una chica francesa en un autobús. Se llamaba Gwenaelle y era una dulzura andante. También yo la vi como algo inalcanzable, pero fue ella la que me sonrió, y... bueno, casi me muero.
    Como los dos estábamos de paso en aquel pueblo de Inglaterra, apenas fueron dos días junto a ella. Pero aquello fue algo muy especial que no he podido olvidar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí, JuanRa? A veces también traen cosas malas, ojo, hay gente de la que ni acordarte quieres.

      Me alegro mucho de que tuvieras esa bonita historia que aún hoy puedes rememorar con una sonrisilla ^^ Yo nunca viví una gran temporada fuera, así que supongo que eso que me pierdo.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tienes totalmente intrigado, El invierno. Van dos veces que me dejas un comentario y luego lo borras. Ni tiempo a leerlo me das.

      Eliminar
    2. Permíteme dudarlo, Macondo xD

      Eliminar
    3. Nope, tengo esa opción desactivada. De lo contrario tendría como 200 emails del blog por semana, uf.

      Eliminar
  6. Que chulada de recuerdo, Holden!, pura ternura encerrada en el tiempo :)
    Once años... tanto y tan poco, ¿verdad?. ¿Qué pasó con ella?, ¿llegó a haber algo entre vosotros?, ¿la viste posteriormente pasado el tiempo?.
    Yo, en la adolescencia, me enamoraba cada semana. La vida era sencilla aunque a mi no me lo pareciera y el amor era parte de esa vida y de esa fluidez en la que se movía todo.
    Era otro tiempo, otra pasión, otra Eme...
    BEsos, grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que está encerrado en el tiempo, sí. Me hace sentir viejo y a la vez jóven, porque creí que había pasado mucho más de 11 años. Bueno, lo que hubiera es historia, Eme, en cualquier caso. El caso es que la he vuelto a ver recientemente -ella a mí no, porque no la saludé- y sigue tan arrebatadora como la recordaba.

      ¿Cada semana? Uau, no sé si eso es mucho y bueno, o mucho y malo. Otros tiempos, sin duda. Otra Eme, ya no lo tengo tan claro... un brindis por los tiempos mejores que vinieron después, ¿vale?

      BEsos, grandota

      Eliminar
  7. Son momentos muy intensos. Muy bien por contarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda lo fueron, Demiurgo, vaya que sí.

      Eliminar
  8. Ainssssssss... primero suspiro...

    En mi caso, lo ví, y sus ojos eran todo el mar que tanto amo. Fue verlo y saber que no había vuelta atrás... y obviamente jamás pensé que uno como él podría fijarse en mí. Fue todo lo que las historias y películas románticas me habían mostrado... y también todo lo que un padre no quisiera para una hija. Pero aún pasados más de 25 años de la última vez que observé el verde de sus ojos, no hay vez que frente al mar no lo recuerde y sonría...

    Besotes y gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suspira y quédate a gustito, Alma ^^

      Desde luego, también tiene pinta de haber sido realmente intenso lo tuyo. Seguro que pese a que tu padre no lo hubiera querido, tu no te arrepientes de casi nada después de tanto tiempo. De verdad que nunca me hago a los años que dices que tienes.

      Besos y gracias a ti ^^

      Eliminar
    2. Desde que llegué aquí, siempre me quedo a gustito... es más, muchas veces me quedaría más de poder hacerlo... pero ya lo dicen que el tiempo es tirano.
      Lo de que no me arrepiento de nada, puedes estar seguro... al máximo puedo lamentar no haber hecho... pero bueno, ya sabes, para todo hay una razón.

      Besos grandes y por lo de mis años te mandaré foto de mis documentos... jajajajajajaja!

      Eliminar
    3. El tiempo es tirano, dictador e insensible por desgracia :D Para todo hay una razón y un momento que no siempre es bueno anticipar, ya sabes. Más o menos como tú me siento.

      ¡Besos!

      Eliminar
  9. Pero què bien se te da escribir. Este lado tuyo no lo conocìa y me ha encantado. Efectivamente, hay personas que nos dejan huellas y que nunca podremos reemplazar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow... gracias arethusa, me sacas los colores ^o^ Es que a mí no se me puede encasillar, ya sabes, hay Holden para dar y tomar. Holden abarca mucho más que un par de entradas de humor ;P

      Eliminar
  10. Esos recuerdos son como los tatuajes, que se quedan en uno aunque dejen de tener vigencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena comparación te has buscado, Macondo, sí señor. Son así.

      Eliminar
  11. Que recuerdos más bonitos,lo mio fue como hace 20 años,no es el único recuerdo bonito,pero si el del primer amor.
    Una acampada con adultos y una escapada nocturna a escondidas de todos,un paseo bajo las estrellas,estuvimos horas hablando,ella se abrazaba a mi para no pasar frío,hasta que tuvimos que volver para que no nos pillaran,jamás olvidaré esa noche,su olor y su mirada bajo la luz de la luna.
    Después de eso estuvimos un año saliendo a escondidas,mi padre no me dejaba salir con ella y sus padres tampoco querían que saliéramos juntos.Nunca olvidaré nuestro primer beso,en su portal,a escondidas de todos y con la canción de Always,de Bon Jovi,de fondo,que salía desde la casa de su vecino.
    Una historia de amor al más puro estilo cinematográfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, muy de película tu historia Jorge. Fijo que las cosas se torcieron cuando empezaste a comper pellejos de bacalao, ¿a que sí? XD

      Me vienen a la cabeza preguntas bastante trascendentales como por ejemplo: ¿por qué tu padre no te dejaba salir con ella? ¿Cuál era el problema de sus padres? O_o Suena todo muy Romeo y Julieta... ¡espera! ¿no serás el primogénito de un líder mafioso? O_o

      Eliminar
    2. Lo has adivinado,soy el hijo del mayor pellejotraficante de Europa,jajaja.
      En serio,fue cosa de religión, en ese momento los dos estábamos en una religión en la que no estaba bien visto que los adolescentes de 16 años tuvieran una relación, por el tema de que había que casarse antes de poder mantener relaciones sexuales,así que estuvimos 1 año quedando a escondidas y viéndonos en portales,robandonos caricias y besos sin que nadie se diera cuenta,solo lo sabían nuestros amigos,nos decíamos te quiero con señas que solo nosotros conocíamos.
      Un año de eternas discusiones con mi padre,porque no entendía porque dos personas que se querían no podían estar juntas.
      A pesar de lo que sufrimos,fue una etapa muy bonita de mi vida y eso la hizo más especial todavía.


      Eliminar
    3. Maldita sea, lo sabía. Joder, conmigo no te metas que yo no tengo pellejo de bacalao oportunamente sazonao y adobao. No tengo claro si es correcto que me meta un poco de broma con tu religión, así que no voy a hacerlo... es cierto sin embargo que suelen ser restrictivas con estas cosas, y yo nunca lo entenderé. En fin, esos recuerdos tan buenos que te quedan, ¿no? :D

      Eliminar
    4. Fui expulsado de aquella religión, precisamente por no cumplir todas esas normas.
      Hace mucho tiempo de eso,lo era porque mi padre lo era,pero cuando me hice mayor tomé otro camino.

      Eliminar
    5. Ellos se lo pierden, Jorge. En fin, en cada casa cuecen habas, ya conoces el dicho. Se han quedado sin crítico gastronómico molón :D

      Eliminar
    6. Muchas gracias,la verdad es que no va mucho conmigo la filosofía de vida que tiene

      Eliminar
  12. Por cierto,gracias por tu historia,me ha hecho recordar ese gran momento que ya tenía un poco olvidado,se van quedando en un rinconcito guardados y me ha gustado mucho desempolvarlo y volver a recordarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Jorge, un placer hacerte evocar esos recuerdos tan lejanos pero a la vez tan fascinantes.

      Eliminar
  13. Amigo Holden, ya veo que lo de escribir así de bien te viene entonces de jovencito.

    Te contaría algún recuerdo mío de esas características, pero mucho me temo que, o no lo tengo, o si lo tengo, ahora mismo lo tengo olvidado, con lo cual tampoco fue tan importante ni para tanto.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alfredo, pero ya será para menos ^^

      Seguro que tenerlos, los tienes. De eso no hay duda, lo que pasa es que igual el tiempo los ha diluído o qué se yo, igual simplemente las cosas van perdiendo importancia.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  14. Me has hecho recordar cuando tenía unos 12 años más o menos, un verano iba yo con mi bici, por un cruce camino a mi casa, cuando tuve que frenar en seco porque estuve a punto de atropellar a un chico de mi edad más o menos y por cierto, era guapísimo. Nos quedamos mirándonos fijamente unos minutos. Me pidió disculpas por haber cruzado sin mirar y yo, toda cortada le dije que no pasaba nada, pero que llevara más cuidado la próxima vez! Me dijo su nombre, yo el mío y al día siguiente.... quedamos para irnos a bañarnos juntos. Y comenzó una amistad muy bonica y luego llegó el primer besito :D

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué historia tan bonita Éowyn! De esas historias que a cualquier niño le habría encantado vivir ^o^ ¿Fué muy larga la historia? Seguro que guardas un buen puñado de grandiosos recuerdos de ella :D

      ¡Un besazo!

      Eliminar
    2. Gracias! Lamentablemente duró poco :( Ya que me dijo que sólo iba a estar unos días más ya que se tenía que ir con su familia de visita a ver a sus abuelos, que vivían en Alicante. Pero esos días los aprovechamos al máximo. La despedida fue muy triste, te lo aseguro. Pero, el recuerdo permanecerá para siempre en mi memoria y corazón!

      Eliminar
    3. Bueno... como dice el refrán: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Así te ha quedado para siempre el recuerdo y el buen sabor de boca, a saber si no hubieras acabado odiandole con más tiempo :D

      Eliminar
  15. Me ha gustado mucho, Holden. Y sabiendo que es "un texto de juventud" (como dicen los expertos), me parece aún mejor, muy elaborado y muy bien estructurado.

    Y aparte de este análisis literario de pacotilla, es verdad que esos amores arrebatados traen más malos ratos que otra cosa, pero sin ellos no seríamos lo que somos. Son parte del contrato, por así decir.

    Te felicito por tu faceta sentimental (en lo personal y en lo literario).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son parte del contrato, vaya que sí. Ahora, que como pille al que redactó mi contrato lo voy a moler a patadas, y bien que se las merece Ángeles. En cualquier caso, celebro que te haya gustado Ángeles. Por cierto, andaba pendiente de pedirte ayuda en una cosa.

      Verás: he descubierto que en el diccionario, garcía significa zorro. No García, el apellido, si no garcía sustantivo. ¿Lo sabías? ¿Sabrías decirme por qué? ¿Qué historia hay tras semejante sinónimo? O_o

      Eliminar
    2. No sabía que garcía tuviese ese significado, pero me ha parecido tan curioso e interesante que me he puesto a indagar en seguida y creo haber dado con la explicación.
      Te lo cuento privately porque es un poco largo, ok?

      Eliminar
    3. Mil gracias por haberlo hecho, Ángeles... ¡ya podré dormir tranquilo! :)

      Eliminar
  16. Qué hermoso lo que cuentas ¡y lo bien que lo cuentas! ya escribías bien de jovencito.
    Yo de adolescente me enamoré de un chico del barrio, hice lo imposible para que se fijara en mí hasta que al final me habló y me invitó a salir a dar un paseo ¡vamos, eso entonces era la caña! creí morirme, de alegría y de vergüenza, que era yo muy tímida, me cogió la mano al caminar y era como un sueño hecho realidad, estaba en las nubes, flotaba ¡qué sensación! podría ser de aquel momento que me vino mi afición a las alturas, jeje.
    Son recuerdos imborrables ¿verdad?
    Igual que ha dicho Ángeles, me gusta que muestres tu lado sentimental.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada Montse, y de que te guste como escribo. La tuya también es una buena historia, una quizá mucho más clásica que la mía, en el buen sentido de la palabra. Como ha dicho Macondo, estos recuerdos son como un tatuaje.

      No tengo reparos en mostrar mi lado sentimental de vez en cuando, no hay más que ver el primer post de este año. Otra cosa es que no sea lo que más me guste escribir, al menos hoy en día.

      ¡Besitos!

      Eliminar
  17. Hasta me acordé de cuando escribí un post el día que estaba en clase de inglés y volteé a ver a mi compañero y me flechó cupido, si... bellos momentos aquellos.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro Nefertiti, es que estas cosas no se pueden predecir... no no elige ni cuando ni con quien xD

      ¡Saludos!

      Eliminar
  18. ¡Qué bonito!
    Cuando somos más jovencillos parece que todo lo vivimos de forma más intensa.
    De todas formas, desde bien jovencito sabías como tocar la fibra sensible...
    besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Es que los sentimientos de la juventud son sin duda mucho más viscerales y pasionales, Mary, aunque seguro que tu ya lo sabes más que de sobra :D Por cierto, ¿sabes que gané el sorteo de 'Mamá no leas'?

      ¡Besicos!

      Eliminar
  19. ¿Y no tienes forma de contactarte con ella? Y le muestras este texto, a ver cuál es su sorpresa once años después. ¿O prefieres un recuerdo digno y embellecido, a arriesgarte a crear uno nuevo que pueda resultar indigno y feo? Ánimo, Holden, valor! La vida es un riesgo de la cuna a la tumba.

    Más saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que tengo formas Julio, de hecho, hace 4 años ella me escribió después de 4 años sin haber cruzado una palabra. Así que estamos un poco en contacto, pero muy poquito.

      El caso es que este texto ya lo ha leído, lo leyó en su momento y me consta que durante unas semanas fue la envidia de sus amigas porque nadie nunca le había escrito algo semejante a ninguna de ellas :D

      Eliminar
  20. Qué tiernos y dulces son esos recuerdos, que como esa mirada felina, se clavan y permanecen indelebles pese al paso del tiempo.
    Os vi!!
    ;)
    El mío fue en un partido de balonmano, en el insti...
    Besotes, Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad Zarzamora? ¿Así que un partido? ¿Jugabas tú o jugaba esa otra persona?

      ¿Que nos viste? ¡Lo dudo! Yo siempre soy la mar de discreto ^^

      ¡Besotes!

      Eliminar
    2. Jugaba ese día yo... pero él también jugaba en el equipo masculino del insti.
      Que siii, que he visto la escena...
      ;)

      Besote!!

      Eliminar
    3. Jajaja Zarzamora, es que tú todo lo alcanzas, nada se te escapa :D

      Eliminar
  21. A mi me pasó algo parecido, la vi, miré sus ojos, su pelo negro y me enamoré, lo que pasa es que luego me casé con ella ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces eres una de las personas más afortunadas del universo, Papá Cangrejo. Pero no te creas que me das demasiada envidia, ¿eh? Me ha gustado mucho la vida que hubo detrás de Ana. Más, de hecho.

      Eliminar
  22. No sé qué tendrá la nostalgia que, aunque se revista de tristeza, siempre tiene (al menos para mía) mucho de bello.
    Si tuviera que contar mis experiencias en este terreno, daría para un libro. Culpa de la edad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que sí, Josep Mª. Y lo bueno de aquella época es que no tengo muchas fotos con las que regodearme, a ver como hacen los de ahora dentro de 15 años xD

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  23. Qué bonito... Yo ya ni me acuerdo de mis amores de adolescencia. Se me daba muy mal ligar a esa edad. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡JA! ¿A ti se te daba mal? ¡JA! Yo era el puto maestro en hacer las cosas mal, y eso cuando las hacía. No estás a mi altura en eso, Álter, estoy casi seguro XD

      Eliminar
  24. pues a mi casi como a Papá Cangrejo
    estudié desde los 4 años en un colegio de monjas solo , evidentemente para niñas, los amigos de mis papis todos tenían hijas con lo cual mi relación con los chicos era escasa, sobre todo al vivir en una pequeña aldea, a lo sumo cuando la pandilla iba de una casa a otra los osados mozuelos de la aldea vecina nos lanzaban piropos en forma de manzanas jajajaa...... y si de uno de ellos me enamoré y él de mi con 14 añitos ya ves tú ... nos casamos y comimos perdices en Navidad, la mayoría pan y cebolla y claro todo acaba cansando y la cebolla repite ... ya sabrás como acabó la historia :P

    y esa sirena ... me recuerda una canción de Sabina ,

    ---- era un pueblo con mar :P

    https://www.youtube.com/watch?v=J3OtzDWBwOo

    No sé xk otra vez Sabina :(

    o ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quisiera recordarte yo a Sabina, que no me disgusta, si no a algo más alegre en general. Y más subversivo si puede ser xD

      Es una bonita historia, aunque de primeras a mí las palabras 'colegio de monjas' me aterra. Me imagino cosas peores de las que fueron, sin duda xD En cualquier caso, me alegro mucho por ti, por vosotros en verdad. Por él, que tiene un premio de los gordos, ¿no?

      Eliminar
    2. hombre hombre no es triste ... es romántica y no no te asocio con Sabina, tal vez quizás fue esa sirenita la que me llevó a un pueblo con mar . Soy de mar y soy mar & ría .
      El fui yo y lo dejó escapar , nada es para siempre dicen, aunque siempre se guardan gratos y hermosos momentos , la vida sigue y ahora yo tengo otro premio :-) que adoro

      El universo siempre nos compensa , y no hay mal que por bien no venga Holden

      prometo no dejarte mas canciones de ese señor de voz ronca

      Eliminar
    3. Jajajaja que bueno ese juego de palabras con tu nombre, Mar y ría xD

      No preocupes, que no me disgusta Sabina :D Como bien dices la vida nos deja buenos y hermosos momentos, y yo tengo alguno con canciones de este señor de fondo ^^

      Eliminar
    4. Sabes lo que es la estupidez humana??? Pues por ponerte una canción él hombre que amo y supuestamente tb él a mi, me la lío y gorda. Ya ves.... Lo que provoca una puta canción
      Asi que aprovechó para preguntarte si entré tú y yo hay algo????? Ya que el caballero te lee y comenta
      Él que me lean personas ajenas a todo esto me la suda, Asi que sólo a ti pido disculpas x estas palabras, Holden

      Eliminar
    5. ¿Esto no es una broma? O_o

      Claro que hay algo entre nosotros: un cierto grado de amistad, complicidad entre escritores y tiempo libre dedicado a leer lo que hace el otro. Pero nada más. Así que, caballero, no tiene usted nada de lo que preocuparse. Salvo de haber decepcionado probablemente a su mujer.

      No te disculpes, María, no hay nada que disculpar, que al final no hay que perder el norte: la vida que importa es la real, no la virtual que tenemos detras de las pantallas. Soluciona lo que sea que tengas que solucinar con el amor de tu vida.

      Y a usted, en serio. No se preocupe. Yo no soy rival.

      Eliminar
  25. Sí hace once años eras un adolescente… ¡Todavía está reciente, chavaaal! La mía fue hace mmmmhhhh, ¡joder, no me acuerdo!
    Bueno, bromas aparte, creo que ya entonces tenías un gran talento narrativo. Te lo digo en serio, porque esa forma de describir a la chica me ha llegado. Ciertamente, hay cosas que soy muy difíciles de expresar, y tú lo transmites fenomenal. Una época aquella difícil, donde todo se vivía intensamente, para bien o para mal. Sin embargo, precisamente por eso también difícil de olvidar.
    También a mí me has traído a la memoria muchos recuerdos. Sin embargo, al citar la academia, ha venido a mi memoria uno, no concretamente de cuando era adolescente, sino un poco más adelante, cuando tenía unos veintipocos años (. Me apunté en una academia para preparar unas oposiciones y, como tú, en cierta ocasión en la que cambié de grupo, conocí a una chica. Menuda, de inmensa melena rizada y la más increíble sonrisa que hubiera visto. Se llamaba Rosalía. Te diré que no hubo ninguna relación sentimental entre nosotros, simplemente fue mi compañera de clase durante lo que quedó de año, pero nunca olvidaré la inconmensurable simpatía que desbordaba. Era como un torrente de vida que te inundaba sí o sí. Reconozco que ese curso no me sirvió para aprobar las oposiciones, pero nunca (y digo nunca) me he divertido tanto estudiando. Dónde quiera que estés, Rosalía, muchas gracias.
    Y a ti Holden, por estos buenos ratos
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isidoro por compartir a Rosalía conmigo :) Sin duda fue un gran año, y total... las oposiciones son una carrera de fondo, ¿no? Lo importante es sacarlas un año u otro, que el puesto no se va a ir corriendo. Pues sí, aún está reciente si lo comparas con otro tiempo, pero es más de un tercio de mi vida el tiempo que ha pasado desde entonces :D

      En cualquier caso, me alegro mucho de que te haya gustado la entrada y mi forma de escribir, y todo. Me dedicas unas palabras que me sacan los colores, te lo prometo xD

      Eliminar
  26. Qué bonito post, Holden y qué bien escrito. Son maravillosos esos amores arrebatados de la adolescencia aunque nos hagan sufrir. A mi me volvió loca un chico de mi instituto, el repetidor que tocaba la guitarra, qué tópica era, madre mía. Me enamoré a lo bestia y sufrí un montón. Ahora, en la distancia, me hace gracia. Hace poco lo volví a ver y menos mal que me dejó por otra. De buena me libré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enorme cumplido viniendo de ti, Paloma. Bueno mujer, yo creo que es que los musicos y los bailarines siempre tienen algo,¿verdad? Lamento tu sufrimiento, pero me alegro que semejante petardo se fuera con otra y que ahora, con buena perspectiva, te alegres de haber esquivado esa bala xD

      Eliminar
  27. Bonito texto y afortunada Ana ^^

    La verdad es que cumplo a la perfección aquella frase que dice "Y se enamoró de la forma en la que solo las mujeres inteligentes lo hacen: se enamoró como una idiota", a veces son personajes de series, de libros, de videojuegos, y otras, son personas reales...

    A todos ellos los he amado desde el silencio, desde la distancia y ¿por qué no decirlo?, desde la erótica de la imaginación. Y ahora los sigo amando desde el recuerdo.

    Pero hay uno que destaca sobre todos. Yo tenía 15 años y él, bueno, alguno que otro más y el día que nos despedimos me dio dos cosas: un recuerdo con interrogante y una pequeña nota en la que me dedicaba unas palabras.

    El recuerdo con interrogante vino al darnos los dos besos de despedida, cuando sentí que el segundo se alejaba de la mejilla y se acercaba sensualmente a la comisura de mis labios, pero ¿fue solo mi imaginación o pasó de verdad?

    Y la nota, SU nota, la llevo siempre en mi monedero para que nunca deje de acompañarme y de inspirarme.

    ¡Un beso y gracias por compartir esos recuerdos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He tenído más fortuna yo que ella, estoy seguro Invierno.

      Estoy seguro de que esa nota tiene mucho valor real, estoy convencido de ello. Durante una temporada también yo llevé la carta de despedida de alguien en la cartera, hasta que me harté y la tiré a la basura. Sin haber llegado a leerla nunca.

      En cualquier caso, estoy seguro de que no te lo imaginaste de que aquel casi beso en la boca fué totalmente real.

      Un beso y gracias a ti por compartir los tuyos.

      Eliminar
    2. Entrada de la tirita leída y contestada :P

      Sobre mi recuerdo, la verdad es que prefiero mantener el interrogante de aquel recuerdo. Creo que es ahí donde reside su magia, fue un beso lo bastante sugerente como para ilusionar pero lo bastante "casto", por así decirlo, para dejar esa bella huella en mí ^^.

      Antes de contestarte, he leído el último párrafo de tu entrada y hay algo que me ha entristecido, quizá porque mi intenso corazón no es capaz de entenderlo, pero es precisamente aquello de que los "momentos intensos y agridulces ya no volverán", me suena muy triste, como a rendición...

      Eliminar
    3. Pfffff... ¡qué va señorita Winter! Nada de rendición, es sólo que ya no siento como sentía antes. Parece que crecer me ha hecho perder la capacidad de sentir de una manera tan intensa y visceral, quizá tú tengas un don si aún hoy puedes sentir con la misma fuerza que cuando tenías 16.

      En cualquier caso, tú recuerdo también es un tesoro como dices: conservalo como tal ^^

      Eliminar
  28. según yo habia dejado otro comentario antes pero no lo encuentro. Me dejaste pensando en esos amores que fueron significativos. suelen siempre empezar en lugares mas pasteurizados (como la escuela) los que creo yo, perduran.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces Blogger se pone raro y no lanza comentarios, Jo, a mí también me pasa en algunas ocasiones. Es terriblemente molesto. Sin duda dejarte reflexionando ha sido un buen resultado ^^

      Eliminar
  29. Los amores adolescentes nunca se olvidan.
    Le escribiste un bello texto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí que le escribçi un bonito texto, Celia, creo que lo hice lo mejor que supe hacer.

      ¡Besos!

      Eliminar
  30. Que recuerdos! Yo no soy muy enamoradiza, pero si he tenido unos cuantos momentos de "persona con la que conectas en un instante pero que se quedará ahí,... en un quizás" El primero que recuerdo fue en un campamento de inglés en Irlanda. El últmimo día de campamento la fiesta de despedida era en una discoteca. Los dos odiabamos las discotecas y nos escapamos. Estuvimos dando vueltas por la ciudad charlando durante horas, algo que no pude hacer antes porque muchas estaban detrás suya y yo era muy tímida. Conseguimos volver antes de que los monitores nos pillaran.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, enhorabuena por este post, es muy bello.

      Eliminar
    2. ¡Hola Avic y bienvenida a mi casita virtual!

      Yo tampoco soy de los enamoradizos, no te creas, ni aún de los sensibles y detallistas. Me alegro de que tú campamento de inglés te dejase con buenos recuerdos, seguro que este en especial te va a costar olvidarlo ^^ Malditos monitores, ¡son como carceleros! :D

      Eliminar
  31. He vivido cosas intensas mas recientemente. No puedo irme atràs.

    Un abrazo.
    Bellísimas letras.
    Un lindo sentir el tuyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Amapola, las cosas intensas son las mejores de la vida. Un abrazo, y me alegro de que te hayan gustado mis palabras para Ana.

      Eliminar
    2. Son preciosa. De verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Las cosas intensas no se si son las mejores...
      Pero bueno, no me quejo.
      Otro abrazo.

      Eliminar
    4. Es complicado, supongo. Unas veces serán mejores y otras simplemente dolerán más, no hay fórmula única para esto me temo ^^

      Eliminar
  32. Yo a primera vista sólo he tenido una vez, con mi ex....
    Ya me habían hablado de él, y era todo lo contrario a lo que a mi me gustaba, todo!!!!!
    Fui con mis amigas a buscarlos al autobús en el que venían de Madrid, yo dispuesta a pasar de él, porque no me apetecía nada conocer a ese tipo. Se bajó del autobús, nos presentaron, me agarró de la cintura y no me soltó en toda la noche. Fue la mirada, afable, limpia y clara y su sonrisa lo que me ganó, daba igual todo lo que me habían contado de él, me ganó con una mirada y una sonrisa.

    Muaks!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, los exs... ¡qué intensos pueden ser! Pues sí que lo tenía claro, ¿no? Ya de primeras decidió que tenías que ser suya, y ale. A funcionar bien agarradito de tu cadera. Los hay que saben hacer las cosas como Diox manda, eso está claro :D

      ¡Besos!

      Eliminar
  33. Hola Holden! Buscando en el baúl de los recuerdos eh!? Pues te diré que mi gran amor platónico de adolescencia es ahora compañero de trabajo, pero ya ni fú ni fá. Y me sorprende como tanto amor y pasión desenfrenada se puede diluir así en el tiempo. Supongo que las hormonas también tuvieron mucho que ver en todo ello. Ayyy la adolescencia. Buen tema este.
    Besitosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Yo apenas mantengo contacto con la gente de entonces, salvo con mi amigo de toda la vida. Pero sí, estoy seguro de que en mi caso también sería un enorme ni fú ni fá. ¡Ay la adolescencia! xD

      ¡Besitos!

      Eliminar
  34. Hola amigo Holden. Nada añadiré pues de historias mi alma y mi memoria, andan llenas, solo una frase para el recuerdo de algo que viví y que no deja de ser un cuento más:

    Me acordaba cuando justo en el 57, celebrando la fiesta de Navidad en casa de mi abuelos, noté que mi abuelo había desaparecido. Busqué, pregunté y nadie sabía donde ni cuando había desaparecido. La abuela Rosa, decía: “quiá donde estará, Enric, quizás haya bajado a Santa María del Mar a sus cosas, ya sabes como es él”. Al cabo de un buen rato, Él apareció. Llevaba los ojos muy brillantes y la cara muy roja, pensé que esa era fruto de los fríos de la calle. Me eché en sus brazos y le declaré mis amores y mis miedos. Él me llevó a la cocina, se sentó delante mío y me dijo: “Enric, te voy a contar un cuento: Una vez había una ancianita a la que le habían declarado una enfermedad terminal y, aunque ya era muy mayor, ella se resistía a marcharse sin su querido Andreu. Pero Pepita que así se llamaba esa anciana, oyó que en una mañana de Navidad llamaron a su puerta. Apareció un vecino que la abrazó y le dio, Turrón y Champán, a la vez que le entregaba un preciosa hucha de color rojo ladrillo que estaba a rebosar. Le dijo, el vecino, que se lo quedara, que lo usara para llamar a toda su familia y preparar un festín en la misma falda de la montaña de Montserrat, en Collbató, en un restaurante que Pepita siempre añoro volver desde que se casó con su Andreu. Pepita lloró y se le abrazó, (decía mi abuelo), pero hijo, esas cosas se hacen de alegría, llorar no es siempre de pena, Enric, apréndelo por siempre, hacer bien a los demás es, siempre, una buena idea.”. Yo no recuerdo si lloré o si me emocioné, porque era muy pequeñito, apenas tenía 8 años, pero si recuerdo que al rato apareció mi madre en la cocina y sin mediar palabra alguna, de momento, le echó un abrazo a mi abuelo en el que se fundieron durante largos y largos segundos, los dos entre sollozos. Mi madre, al fin, se separó de Él y le dijo: “Papá: Ha estado aquí, Andreu y ……………………. eres un Santo, Papá, ahora no podrás comprarte ese libro de caballerías por el que siempre suspirabas, pero yo te quiero y te querré siempre, Papá”

    Un abrazo amigo y, ah, no dejes de escribir nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una historia preciosa, Enrique. Sin duda lo es. Y la moraleja, que parece sencilla, es esencial y como pone en 'El principito', muchas veces invisible a los ojos. Muchas gracias por compartir tu cuento conmigo, estoy seguro que forma parte de tu lado más íntimo. Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  35. Ahora nos tienes que contar dos cosas:

    1.- Qué ha sido de Ana
    2.- Si la encontraste (y agregaste) a FB

    Besos, sol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ana creció y se convirtió en una gran profesional de lo suyo y ahora vive con su novio, según me ha contado.

      No la he intentado agregar al face, pero de vez en cuando nos escribimos mensajes ya que, después de tantos años, aún ambos conservamos el mismo número de teléfono.

      Besos, Luna.

      Eliminar
  36. Holden, que manera tan original de mostrarnos un trocillo intimo de tu adolescencia. Eres un valiente!. Me ha gustado como la describes, como te adentras en ella, esa chica pantera, dejando que nos quede un aroma de despedida con cierto misterio.
    De aquellos tiempos tengo algunas historias que se quedaron en forma de vertices...recuerdo ahora la de un chico mulato que tenía unos labios alucinantes y unos ojos negros de pestañas infinitas..recuerdo como mis padres intentaron sutilmente hacer que me olvidara de el y de como un azar terminó por separarnos.
    A veces creo, por como sucedió todo, que la vida tiene una capacidad un tanto mordaz de sorprendernos y que la adolescencia -esa fase del pavo- nos dura toda una vida.

    Besitos Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que la vida sabe como sorprendernos, Mukali, menudo año de sorpresas llevo y estamos a mayo. Me alegro mucho de que te haya gustado la entradita y de que te haya evocado a tu mulato de labios impepinables.

      No hay mucho misterio en mi historia al menos, yo me enamoré muy perdidamente y ella no. Y fuimos muy amigos mientras lo fuimos, supongo que es un buen resumen.

      ¡Besitos!

      Eliminar
  37. Yo la conoci en un Ferry cruzando el lago san Roque. tenia los ojos mas hermosos que habia visto y la mirada clarisima. Dos desconocidos. Fue amor a simple vista .Fue la mujer que me enseño verdaderamente lo que es amor.Y ahi estara siempre. Un gusto leerte Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y un gusto leerte a ti también, Demian. Creo que eso de cnoceros en un barco tuvo que ser una cosa sensacional: el mar siempre tiene un algo especial :)

      Eliminar
  38. Muy bonito Holden ese amor de adolescencia, esos primeros amores dejan huellas, siempre están ahí para recordarlos con ternura y agradecimiento por lo que te hicieron sentir.

    ¿Revivirlos? No sé qué piensas tú, a mi me parece difícil, ninguno es igual que entonces, pero a veces ese amor se mantiene. Recuerdo que escribí una historia en el blog sobre ese primer amor y al cabo de los años de reencuentro funcionaba y siguen juntos.

    La mayoría...mejor se hubieran quedado en ese recuerdo azucarado y casi de mentirijillas porque al final, no soportan la realidad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Revivirlos? ¡JA! Yo no soy la misma persona que era entonces, ni por asomo. Y ella supongo que 3/4 de lo mismo. No, no. Mucho mejor dejarlos donde están.

      Pues sí, si la gente se dedica a irrumpir de pronto en las vidas de hace 10 años, lo normal es que mole una semana y luego te preguntes, ¿Qué hago yo aquí? ¿Quién me mandaba?

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  39. Hacía mil que no me pasaba por aquí, pero qué bien volver.
    Precioso el texto y todo lo que esconde dentro.
    Un abrazo Holden!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero no estés tanto sin visitarme! ¿Tú sabes a cuantos gatitos has matado? Muy mal, Natalia :D

      ¡Me alegro de que te haya gustado! ¡Un abrazo y tarda menos de quinientos en volver! ^^

      Eliminar
  40. Hay edades a las que los amores platónicos aparecen por todas partes. Está claro que la chica de la pulsera de pinchos impactó al joven Holden.

    ¿Quién sabe? Tal vez haya en alguna parte otro blog en el que la chica se acuerda del chaval aquel del zorro y la gallina de goma, que era tan majo... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que me impactó, Tarambana, aunque no fué la única :D Estoy casi 100% seguro de que no hay muchos zorros en sus pensamientos, pero quién sabe. Tampoco voy a poner la mano en el fuego, que detesto quemarme.

      Eliminar
  41. ¡Hola! ^^
    Pues sí, seguro que todos tenemos una persona que nos marcó durante la época de la adolescencia. En mi caso fue mi mejor amigo en el instituto, que en realidad pudo llegar a ser algo más que eso, pero por no ser valiente, perdí mi oportunidad. Todavía pienso en él en algunos momentos, aunque antes lo hacía con tristeza, y ahora solo con nostalgia :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, son cosas que pasan Mary-chan. Esta historia también tiene algo de eso, no creas que no. Pero eso, simplemente es un buen recuerdo, nada dramático ^^ ¡Un beso!

      Eliminar
  42. Ese primer amor, esa adolescencia.... personas que marcaron ella....

    ResponderEliminar
  43. Un texto precioso! El primer amor marca muchísimo y, sobre todo, para un adolescente que lo vive todo como si fuera el último de sus días.

    Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya parecido precioso Taty :D La verdad que sí, es una época un tanto especial ^^

      Eliminar
  44. Hola, como se intensifican los sentimientos en esa etapa de la vida. Creo que luego se evoluciona y no se vuelve a sentir igual. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo creo Anna :) Es lo que tiene la vida, pero en general pienso que se evoluciona para mejor.

      Eliminar
  45. Si la ves y te tiemblan las piernas
    si la miras y sientes que el pecho se acelera
    entonces seguirá siendo una mujer de tu vida
    por el contrario si la ves y eso no sucede
    ahí se quedó en un amor adolescente
    y agua pasada no mueve molino
    son recuerdos muchas veces ensalzados
    demasiadas veces idolatrados

    Puto romanticismo que nos arrastra al abismo





    Ino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que me fuese a poner a temblar Ino, ni que la vaya a ver ya que estamos ^^ Pero sí, puto romanticismo.

      Eliminar
  46. Hola Holden,

    me encanta lo que dices. Me pasó algo así pero hace ya 22 años. Y no me siento mayor, en mi mente siempre tengo 26 años.

    La vida se conforma de historias, que si no son muy buenas nos dan experiencia. Me siento agradecida porque me aporto mucha experiencia. Aunque fue un amor muy inocente.

    Me envió hace unos meses amistad por Facebook, no soy rencorosa pero no me apeteció aceptarlo. Le envié un mensaje explicándoselo. Y se enfadó un poco, parece que él si me tiene en un pedestal. Claro que yo me porté de fábula con él, no puedo decir lo mismo por su parte, jajaja.

    En fin, estoy encantada de encontrarme aquí ahora mismo, y el pasado pasado está.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en mi mente tengo 18 años recién cumplidos y rabio por ello todo el tiempo, Tania, y eso que no me parecieron mejores mis 18 que ninguno de mis veintitantos xD

      Hay cosas que es mejor dejar en el pasado bien enterraditas, hazme caso. No es bueno desenterrar fantasmas del pasado, que luego ocurre lo que ocurre. Quizá hicieras bien en simplemente cerrando esa puerta, y que se enfade puede ser lo que lo certifique^^

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Sí Holden no tengo ningún interés en volver a mi pasado. Me gusta terriblemente mi presente, Que he ido conformando a mi manera.

      No me creo mejor que nadie, pero aquel que ya mo está en mi vida que se quede ahí.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Pues ese es el camino para ser feliz en la vida, Tania, o al menos eso creo yo. Creo que uno tiene que estar muy agusto consigo mismo ^^

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  47. Pues es un bonito puñado de líneas. No sé si he vivido un momento así, la verdad, aunque en ciertas épocas todo se vive más intensamente xD
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no has vivido episodios parecidos, ¡corre y date prisa! Son la sal de la vida :D

      ¡Besitos!

      Eliminar
  48. Pues que quieres que te diga, que poético y bonito te quedó aquello. Me da rabia que solo haya pasado una década, jajajaja. Como diría mi madre, eres asquerosamente jóven :D
    Nada mas leer el relato me he acordado de mis días de cole y de mi compañera de al lado, Nines, rubísima, con los ojos azul claro, pálida, con sus fascinantes braquets y con esa cara de tener mucha mas edad que tienen las niñas cuando empiezan a desarrollar mientras los niños nos quedamos aún en la niñez. Me tenía completamente enamorado.
    Qué tiempos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy deliciosamente jóven, perdone usted Juanan XD Tú dame tiempo, que ya verás como tarde o temprano dejo de serlo ^^

      Nines era un buen ejemplo, sí. A esa edad a mí siempre me parecía que las mujeres nacían sabiendo algo que a nosotros nos costaría una vida aprender ^^
      ¡Qué tiempos!

      Eliminar
  49. Un bonito recuerdo, parecido supongo al que muchos hayamos podido vivir alguna vez a esa edad tan convulsa. Me has recordado a "El niño pájaro", mi segundo libro, porque comienza justo así. El "nuevo" de la clase, un aula llena de compañeros desconocidos y solo una cara que a él le llame la atención; esa misma chica para la que él solo es un fantasma, uno más del montón de anodinas caras.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja vaya, casi sólo por eso ya tengo que dedicarle mi tiempo a tu libro, ¿no? Y yo sin saber que pensabas escribir sobre mi adolescencia, truhán xD

      ¡Un abrazo Ray!

      Eliminar
  50. Con apenas diez u once años, camino del colegio me cruzaba todas las mañanas con una joven, guapa y de ojos claros, que seguro me duplicaba la edad, y a la que diariamente le lanzaba tiernas miradas, que nunca eran correspondidas. Esperaba ansioso todos los días a que llegase ese sublime momento; por mi mente te puedes imaginar las cábalas que pasaban, de lo que le iba a decir, si un día se presentase la oportunidad de hablar con ella. Resumiendo: hasta que un día que no la veía venir me puse a mirar un escaparate, para hacer tiempo; no me importaba llegar tarde a clase. Y cual fue mi sorpresa cuando la vi reflejada en el cristal del escaparate; la tenía detrás de mí -me temblaban las piernas-, y a través del cristal vi como con una expresiva sonrisa, me hacía pícaros guiños, a los que correspondí con una comedida sonrisa y un adios. Todo se derrumbó en unos segundos, y por supuesto cambié de ruta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué dices Manuel! ¿Cambiaste de ruta? Vaya, yo pensaba que precisamente eso te hubiera dado motivos para seguir usándo ese camino, para saludarla al pasar o algo así... claro que lo de que te doblase la edad tenía que ser muy intimidante xD Desde luego es una de esas historias que te hacen una muesquita en el corazón, ¿que sería de aquella chica?

      Eliminar

  51. En eso del enamoramiento yo fui precoz, jajaja. Desde muy pequeña ya los niños llamaban mi atención. Pero recuerdo a un chico flaco, alto, ojeroso, con pestañas larguísimas, hoyuelos en los cachetes, asmático y zurdo, que me encantaba.

    Lo cuento como mi primer amor, porque de el recibí mi primera postal de San Valentín. Era una tarjetita que decía con letra infantil: “me gustas más que el fútbol”. Y hasta el sol de hoy creo que ha sido una de las declaraciones de amor más honestas que he tenido el privilegio de recibir. 

    Sin duda hay quien nos toca el corazón pero también quien lo araña.






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es muy tierno que te regalase aquella tarjeta, estoy seguro de que efectivamente pocas veces se te han declarado tan sinceramente como esa vez xD Y obvio que tienes razón, que nos llegan al corazón, sí, pero que también nos lo pueden dejar marcado, también.

      Un abrazo, A.

      Eliminar
  52. yo sigo en la adolescencia, te lo digo!! jajajajajaajaja

    *esas historias son las que nos hacen vivir el hoy de otra forma ;)
    y aunque hay veces que no lo parezca, la verdad es que todo lo vivido nos lo comemos como aprendido, y eso es bien.. creo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ah sí Suguspiña? Yo habría dicho que la habías dejado atrás hace ya algunos añitos xD

      Sea como sea, son historias. Y no deben pasar de ahí si queremos que sigan siendo historias ^^

      Eliminar
    2. a ver... según mi dni sí... perooooo vivo muy joven... a veces me siento adolescente... y lo digo en serio!!!!!! jajjja
      pero por tener, 34

      Eliminar
    3. Jajaja bueno, pues se me antoja una edad sensacional. Jóven aún, pero con la experiencia de los veinte ya en el body ^^

      Eliminar
  53. Hola,me he tomado la libertad de leer algunos comentarios y algunos bien adelantados jja y me gusto mucho el comentario de Ino, y sobre el puto romanticismo del amor que muchas veces nos marca indeleblemente para vida, te diré que cuando acontecio mi primer amor, no me percibí y es porque uno no nace conociendo ese tipo de sentimiento, como uno puede saber o tener certeza de que quello es aquello jja solo por las reacciones fisicas involuntarias del cual habla Ino o por las ideas expresadas de tu razón jjja y sinceramente nunca confie en ninguno de ellos jja, hasta ahora :) no te escribo mas xk no te quiero aburrir-
    Un beso grande, me gusto pasar por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida aquí, Solaire, espero que te sientas como en casa :) Es mejor que no te de miedo escribir mucho por aburrirme, eso no suele pasar.

      Me alegro que te haya gustado la entrada y los comentarios de otros parroquianos, no dudes en contestarles si te apetece xD Como decía la canción, ...El día que yo fui feliz no me di cuenta y me dormí... :)

      Eliminar
  54. Que relato el tuyo tan lleno de vida. De esa vida que se comienza a vivir con el alma en carne viva y donde todo se idealiza para siempre.
    Después viene la vida misma, pero siempre se rescata aquel primer amor a veces no correspondido como fue mi caso...jejeje
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Marypaz, el mío también fué no correspondido, pero que me aspen si me importa un bledo ahora. Ella se lo perdió, eso lo tengo claro :D

      Besos^^

      Eliminar
  55. Mi sonrisa pronto se aflojaba cuando le observaba, le veía y brillaba.
    Es curioso porque cuando volvimos a vernos años después pareciera que eso le pasaba a él pero en mí ese brillo se apagaba


    Abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que si volviera a verla, Athenea, a mí me pasaría exactamente lo mismo. El tiempo es un cuchillo muy afilado que lo cortatodo.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  56. Ilusión a (des) tiempo, el amor es así de (in) cierto

    ResponderEliminar

Cada vez que te marchas sin dejar un comentario Dios mata un gatito. Piensa en ello.