miércoles, 1 de junio de 2016

El sofá

¿Que vas a devolver el sofá? Pues me muero

Voy a provocar un incendio este fin de semana. Lo he decidido. Pero no uno metafórico como alguien podría estar creyendo, no: uno muy real. Joder, si veis en las noticias que una tienda de muebles ha ardido hasta los cimientos y encima luego ha caído un meteorito en el lugar de los hechos, no lo dudéis: he sido yo. 

Y todo se debe a que estoy durmiendo mal, joder, y esto no es una cosa a la que yo esté acostumbrado. Si yo soy de los que duermen como un bebé, de 8 a 47 horas diarias como mínimo y del tirón. Ni me levanto para ir al baño. Un tronco soy. Tengo la conciencia tranquila y el alma pura, me merezco dormir.

Todo empieza con que me he comprado un sofá. ESE sofá con el que todos soñamos. El definitivo. El insuperable. El que hasta pega su color con el de mi comedor y me hace la cena todos los días. Y además, no ha sido respondiendo a un capricho, sino a una necesidad imperiosa: mi viejo sofá ya necesitaba una jubilación, o cristiana sepultura, o algo, pero el caso es que ya no servía. 

Veréis, yo ODIO patearme 20 tiendas casi iguales en busca del mueble perfecto. Me encantaría enviar a mi mayordomo que además es ebanista, carpintero y experto en divanes cómodos a que me hiciera la dichosa tarea, pero como soy un pelagatos, pues no me quedó más remedio que hacerlo yo mismo. 

¿Te atreverías a devolver mi nueva cama? ¿Y si te hago tripitadas?

Busqué. Y hallé. Y pagué para disgusto de mi Visa, metiéndole un buen sablazo al escueto saldo que me deja mi sueldo de risa. Era tan emocionante... ¡por fin sofá nuevo! Pero negros y metafóricos nubarrones amenazaban mi felicidad, sin yo saberlo. Porque los malditos de la tienda de muebles trajeron a mi casa un sofá que no era. Uno increíblemente más grande, joder, una cría de cachalote hecha madera y tejido sintético aposentada en mi comedor. 

Los de la tienda, admitiendo su error, acordaron venir a buscarlo 2 días después pero me advirtieron de que no podía usarlo y que tenía que estar en perfecto estado. Y yo con dos gatos, la madre que parió a los de la tienda del diablo. Mininos que, dicho sea de paso, se ponen ceñudos ante la mera idea de devolver tan cómodo mueble nuevo. JuanRa, ¿estás detrás de todo?

Procedí a poner en prácticas mi plan de emergencia para estas situaciones: 3 colchas, 3 mantas, una bata, un forro polar, su maleta de piel y su bikini de rayas: total y completamente forrado, los gatos no podrían entretenerse en destrozar el sofá nuevo. Y a esperar a la recogida del dichoso trasto.

Y ahí comenzaron mis problemas de sueño: cada pequeño ruido que escuchaba por la noche me despertaba para levantarme corriendo y comprobar que nada gatuno le estaba ocurriendo al sofá. Estoy comiendo y cenando en la cocina para evitar cualquier riesgo de manchar el sofá por accidente.  Es en lo último que pienso antes de dormirme y lo primero al despertarme. 

Los malditos faltaron a la primera cita concertada para recoger el sofá el sábado pasado. Excusas. Me dieron otra cita. Hoy. Y han vuelto a no venir a recoger el mamotreto de 3 metros que han instalado en mi salón. Que tengo dos gatos y un sofá que no pueden tocar, joder. ¡Que no saben lo que es eso!

Y por eso, o me recogen por cojones el sofá antes del viernes, o no respondo de mí. Y por eso he comprado un bidón con gasoil y un Zippo, la cosa está así

Más: anteriormente en La Fabulosa Gallina De Goma, OMG me he comprado una Arcade

139 comentarios:

  1. Me estoy imaginando la situación, y te entiendo perfectamente, porque he tenido gatos, y sé que les encanta afilarse las uñas con todo lo que encuentran. Encima que el error lo han cometido ellos, eres tú él que tiene que ir con cuidado para que no le pase nada al sofá. Y por lo que dices, tampoco tienen mucha prisa por ir a recogerlo. Menudo servicio al cliente, madre mía. Pues nada, paciencia Holden, y encierra a los gatos en la habitación por si acaso xD

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo sabes, Mary-chan, es un poco pesadilla. Y mira que estos son muy buenos y en realidad lo único que hacen es tumbarse en él, pero el miedo no hay quien me lo quite. Un servicio horrible, no creo que vuelva a ir a esta tienda en mi vida... es lo único que saco de la historia.

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. de sueño paso a tu peor pesadilla, parece capitulo de "La Dimensión Desconocida", en el cual pasas a ser esclavo de tal maldito mueble el seria felicidad neta, e incluso tus gatos te amenazan con arañarlo o peor aún de orinarlo....
    wuajajajaja!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, que bien pensado Carlos, es más o menos lo que me está sucediendo XD Ha pasado de ser mi esperado mueble nuevo a una tortura completa :S

      Eliminar
  3. Yo a eso lo conozco como la Ley de Murphy. "Si algo puede salir mal, saldrá mal".
    Y es que me la conozco tan bien, jajaja.  Yo tengo una certeza torera de que si tengo algún plan y lo nombro lo cago, de que si lo cuento se complica, o peor aún que si me descuido, todo se desvanece.
    Por eso quizás cuando planeo hacer algo, le voy buscando la fisura, o trazándole la ruta al futuro incidente y lo contemplo para que el chasco sea menos.
    No te aconsejo que incendies la mueblería, porque con la mala racha de suerte que tienes, te pilla la policía y en la cárcel ni sofá, ni cría de cachalote de madera y tejido sintético, ni na'.
    Mejor respira profundo y espera pacientemente ese sofá.
    Ya después te pones las botas y coges el encendedor y saldas deudas con ellos. :p

    P.D.1  Lo que no me quedó muy claro es lo del meteorito.

    P.D. 2 Los mininos muy guapos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya lo ves A., desde luego a mí la ley de Murphy me ha golpeado pero bien fuerte en esta ocasión. En fin, que tampoco ha sido culpa mía, vaya... menos mal que los gatos son buenos y no le hacen nada al sofá.

      Lo del meteorito es porque tengo la convicbión de de que si deseo muy fuerte que caiga un meteorito, se va a hacer realidad de tanta rabia que me están acumulando dentro xD

      Ya os contaré cuando termine esta historia :D ¡Me alegro de que te hayan gustado mis mininos! ^^

      Eliminar
  4. Pero espera. Cuando te traigan el sofá que compraste, el tuyo, digamos, el definitivo... Con esos gatos dando vueltas por ahí, igual tendrás que hacer un círculo de fuego alrededor del sofá para que esas tiernas garritas no te dejen un hermoso rasguño para la posteridad. Los gatos son prácticamente indomesticables, y los que se dejan domesticar seguramente lo hacen porque los mueve un plan malévolo ultra secreto. Lo mejor sería regarlarle el sofá a los gatos de una vez y tu sentarte en el suelo. Hay que llevarse bien con los felinos, y darles siempre lo mejor... Uno nunca sabe qué traman.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad Julio, no me importa que le hagan un arañazo a mi sofá... siempre que sea mi sofá, y no el sofá que ellos me han impuesto y me lo tenga que quedar por haberlo dañado xD Pero también te digo que estos no arañan nada... mis miedos son bastante infundados, ya sabes como son las cabezas pensantes xD En mi experiencia, los míos sobre todo traman conseguir comida en lata ^^

      ¡Saludos!

      Eliminar
  5. Si, yo también he tenido gatos y debes estar en un sinvivir jajajaja, pero es que no puedo evitar reírme xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Tamara, un poco si que lo estoy... no te voy a engañar. Pero lo voy llevando ^^

      Eliminar
  6. Lo has descrito tan bien que has llegado a agobiarme. No soy pirómano, pero si te hace falta un ayudante comparto contigo el incendio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagina mi agobio entonces XD Bueno, tu ten cuidado Macondo, que un poco pirómano si que estoy y lo mismo necesito hacer un incendio con dos puntos de inicio simultáneos :D

      Eliminar
  7. Dios, que putada. ¡A los de la tienda ya les vale! Yo he tenido gatos y se perfectamente de lo que son capaces: una abrió un agujero debajo del sofá para meterse entre los muelles a dormir. Mucho ánimo ¡y espero no verte por las noticias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad Taty estos no le hacen ni caso al sofá, fundamentalmente porque les he puesto cajas vacías en la cocina :D ¡Esperemos que no tengan que cubrir mi incendio los de la tele!

      Eliminar
  8. Te comprendo perfectamente,
    por un lado sé lo que es tener un gato en casa, por lo que imagino lo que son dos con sofá nuevo... y por otro .... es totalmente desquiciante comprar algo y que además de traerte otra cosa te den largas en la devolución.
    Ánimo y la próxima vez ya sabes Ikea salva de apuros momentáneos

    Un abrazo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, Athenea, aunque debo decir que mis gatos son un amor y no arañan nada. O casi nada. Así que mis miedos son en gran medida infundados... ya sabes como son las cabezas.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Vuelvo para saber si han recogido el sofá o ya no queda palabra en la gente

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Lo han recogido e incluso dicen que mañana me traen el nuevo... ¡alucinante! ¿Será verdad? :D

      Eliminar
  9. Lo siento en el ama por ti pero no sabes lo que me he reído a tu costa, bueno a costa del sofá de marras y de los mininos ataca-sofás.
    La verdad es que te entiendo perfectamente. A mí me hubiera pasado exactamente lo mismo, con lo sufridor que soy.
    "Si no vienen hoy mismo, no respondo del sofá. Si han faltado a su palabra de recogerlo cuando dijeron, ello me exime de toda responsabilidad acerca del estado en que lo encuentren". Esa hubiera podido ser tu amenaza. Pero, ya se sabe, el cliente nunca tiene la razón.
    Espero que la historia termine sin llamas ni sangre, a lo Rambo.
    Un abrazo de consuelo (si te sirve de algo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algunos que parece que hemos nacido para vivir estas situaciones, ¿verdad Josep Mª? xD ¡Lo que tenemos que aguantar! En realidad mi intención es la misma, la de no respondo del sofá, pero claro... entonces me lo tendría que comer o llevarles a juicio y tal. Y la verdad es que prefiero ahorrarme todo eso. Malditos sean.

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  10. Yo te apoyo, quema lo que sea porque eso no puede ser. Vaya morro, no? Vale se equivocaron, pues que lo arreglen rápido. Y tus pobres gatitos sin poder saborear el sofá nuevo, con las ganas que tendrán. ;;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Marigem, y su pobre mamá, que también está deseando tirarse en ese sofá nuevo maravilloso que algún día me llegará... XD

      Eliminar
  11. Yo creo que dejaría cerrado el salón. Me daría pena por los gatos pero más pena me daría tener que pagar por un sofá que no quiero. Besotes y que pasen pronto a buscarlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no puedo cerrarlo, Álter. Se entra de la calle al salón. Y de ahí hay una puerta que da a las habitaciones y otra a la cocina, dónde está el arenero y comederos :D

      Eliminar
  12. Olvida lo del incendio, Holden, que es algo muy aparatoso. Si buscas venganza, lo mejor es que recojas unos cuantos gatos callejeros (porque los tuyos son buenos) y los sueltes una noche en la tienda. Ya verás qué risa in the morning.
    Y además inventamos un término nuevo: gatómano. Dícese del que provoca destrozos mediante gatos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, se quedaban sin tienda. A la mañana siguiente tenían una maravillosa tienda de venta de palillos y tejidos a granel, te lo digo yo Ángeles. Me encanta el término, deberías hacer un glosario con las palabras que vas inventando en mi blog jajaja

      Eliminar
  13. No veo mal lo del incendio, solo procura no dejar pistas jaja ;)
    Esta gente son unos canallas, yo tuve hace poco una por un colchón y actúan como si vendieran camisetas y no, son cosas que valen mucho dinero para tomárselo así. Yo llamaría ochenta veces al día, sin vergüenza ninguna, hasta que solo deseen una cosa en la vida: retirar a cachalote solo por dejar de oírte. Para ellos ya has visto que no eres importante. Cambia eso.
    Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los zorros solemos salir airosos de estas cosas, Alma y Letra, pero gracias por preocuparte :D

      En teoría vienen en menos de veinte minutos... ¡a ver si esta vez no les ataca un tiburón por el camino mientras un tornado les absorve y unos marcianos les ponen una sonda! ¡Me tienen frito sus excusas!

      Eliminar
  14. madre mía, con la vida que debe tener un sofá!!!!!! que pasada lo poco que se cuida la gente de trabajar bien. espero que te lo solucionen pronto.. eso.. o reza para que haya chicas bomberas y por lo menos acabara bien la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que sí, Suguspiña, imagina las pocas ganas que tengo de vovler a dicha tienda. ¿Chicas bomberas? Jajajaja oye, pues... un aliciente para lo del bidónde gasoil :D

      Eliminar
  15. Yo creo que el incendio va! jaja Buen dia . Un placer haber estado por aqui. Muy curioso su blog. Si me lo permite me quedo un rato a ver que mas encuentro por aqui. Buen dia saludos desde Puerto Rico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te guste lo que has encontrado, Jackie, y me alegro más aún de que decidas quedarte. Eres más que bienvenida ^^

      ¡Saludos desde España!

      Eliminar
  16. Espero que puedas dormir pronto!! E intenta no caer en las garras de la locura, ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tengo suerte, L. Roheas, en unos minutos vienen a llevarse la fuente de todos mis tormentos :D

      Eliminar
  17. Ojú, Holden, eso sí es un problema, en serio. Espero que los gatos no hagan ningún estropicio. Cúbrelo con tela, haz lo que sea para que no lo toquen. ¿No puedes prohibirles el paso al salón hasta que se lleven el sofá?
    Estaré pendiente de la prensa, pero no acabes en la cárcel :P
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que voy a salir victorioso, Celia: se supone que en unos minutos vienen a por el trasto (acaban de llamarme para confirmar que estoy en casa) y está sin mácula :D

      Y no, el salón es la parte central de la casa: da a la cocina, al baño, a las habitaciones... si lo cierro los gatos no pueden ir al arenero, por ejemplo.

      Besos ^^

      Eliminar
  18. No, tranquilo, Holden, mi lado JuanRa a lo máximo que llega es a que un zombitito te muerda la pierna (y muy poco, rozando solo)

    Ahora bien, mi lado Diablo... No sé, eso de convivir con gatos y de que pienses en un incendio... ¡Si es que juegas a invocarme, tío!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tampoco te creas que me mola la idea, JuanRa :D ¿Yo? Si son los de la tienda, que parece que más que comprar un mueble he hecho un pacto con el Diablo y ahora me la está jugando xD

      Eliminar
  19. Animo Holden,
    Espero que hagan ese cambio y así te quedes tranquilo. Sé lo que es estar en ese sin vivir. Yo tuve una gata! Por el día estaba siempre vigiliada. Y por las noches dormía conmigo para tenerla controlada. Ya nos contarás si los de la tienda cumple con su palabra de una vez por todas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy esperando a que me lo hagan... en teoría, en minutos Éowyn. ¡A ver si es verdad esta vez! xD En verdad mis mininos son muy buenos, el sofá está sin mácula.

      Eliminar
    2. Me alegro! Mi gata por el contrario era de aupa! :P

      Eliminar
  20. Menudos son los gatos...
    y lo que les gustan los sofás...

    Te entiendo y te comprendo y empatizo contigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu apoyo, Amapola ^^ A los míos les encanta sentarse dónde yo quiera estar sentado. Si no miro al sofá, basicamente se tumban en mi cama que es dónde suelo querer estar xD

      Eliminar
  21. A mí si me pasara eso, le hago firmar un papel al tío donde diga que es consciente de que si deja el sofá equivocado, nunca va a recoger el mismo que dejó xD, mis amigos le llaman Lucifer a mi gato, imagínate cómo es.
    Y no puedo evitarlo, me hace mucha gracia imaginarte corriendo por la noche cada vez que oyes un ruido xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lucifer? Uau, no quisiera yo tener que hacerle tragar la pastilla a un gato con semejante apodo, Marga XD Pues ríe con gusto gracias a mis carreras y a mis desvelos... al menos que sirvan para eso :D

      Eliminar
  22. Eso, eso, tu cuenta por si no vemos fuego a ver como se ha solucionado el problema. Aunque el fuego purifica... No es mala tu idea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja Mini Fu, 'parece' que están viniendo a por el mueble en estos momentos. A ver si es verdad XD

      Eliminar
  23. Ciertamente, Holden, pagar por adelantado en un Pais de serios, no hay problema, en éste, NO.
    Me vas a perdonar pero no he podido evitar partirme de risa y es que eso que te ha pasado me recuerda a otras cuyo posible "asesinador" de tiendas de muebles era yo.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que mis desvelos nocturnos al menos sirvan para que te rías, Enrique... ¡menudo país de mangantes! para vendérmelo, ni dos días tardaron en traerlo y montarlo. Ahora, para devolverlo, la cosa cambia. No me extraña que tú también fueras del gremio :D

      Eliminar
  24. Reblog: https://etarragof.wordpress.com/2016/06/02/a-la-horca-todos-los-que-no-son-yo-el-sofa/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es todo un honor para mí ^o^

      Eliminar
  25. jajajaja eso es muy intenso, ya me imagino que no tienes descanso por estar cuidando el sofá.

    Los de las mueblerías siempre quedan mal no se porque, una vez fui a comprar un colchón y una base nueva para mi mamá y les dije cuando podían ir a llevarlo porque en ese tiempo todavía iba a la escuela y solo podía a una hora específica y como no fueron pues yo me fui a la escuela y luego me llama enojado el repartidor de muebles diciendome que para que les decía una cosa si no iba a estar y no se que, si los esperé 2 horas y hasta llegué tarde a clases y ya me querían dejar el colchón afuera de la casa solo que los convencí de llevarlo otro día, y el día que fueron nada más se estaban quejando y hasta me pidieron propina por haberles quedado mal... si los que me quedaron mal fueron ellos!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo sabes, Nefer, es como dejar a tu coneja en una habitación llena de cables y esperar que no intente comerse alguno xD

      Ya ves, menudos mangantes... dejar el colchón a la puerta para que se lo quede cualquier y encima intentar hacerte quedar como mentirosa. Yo pensaba que estas cosas sólo pasaban a este lado del charco xD

      ¡Saludos!

      Eliminar
  26. Bueno, jajajaja disculpa que me ría pero es que .... vaya tela. Yo de ti le daba un ultimatun a la tienda y le pedía daños y perjuicios, porque un par de días todavía y ya me parece cara dura, pero que encima te den largas. Diles que vas a poner una reclamación :)
    Venga e intenta dormir.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ríe, ríe Carmela, que mis desvelos al menos sirvan para sacarte una carcajada. Ya les dije que como no me lo vinieran a buscar hoy la cosa iba a pasar a mayores y 'parece' que ha surtido efecto. Veremos ^^

      Besotes

      Eliminar
  27. Justificado tu descontento. Un conflicto que te podrían haber evitado con sólo entregar el sofá elegido. O ir a pasar a buscar a tiempo el equivocado y no dejarlo a tu cuidado.

    Espero que no tarden en entregarte el que elegiste.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, Demiurgo, menuda manera más tonta de ir a fastidiarme. Un error lo tiene cualquiera, pero van ya 3 seguidos.

      Ya contaré si me lo entregan o no XD ¡Saludos!

      Eliminar
  28. Pero tío, ¿por qué no metes a los gatos en tu cuarto y cierras la puerta de tu dormitorio, para que los gatos no salgan al salón?

    Jejejejejeje! Ay, amigo Holden, no sé si tu relato es real o inventado, pero en cualquier caso me ha encantado. Eso sí, si es real, siento mucho tu insomnio. Aunque ya te digo que eso no es nada yendo a la tienda de sofás con una recortada debajo del brazo... ;)

    Abrazos, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no puedo, Alfredo. A menos que quiera tener arenero, comedero, bebedero y rascador en mi cuardo también, y creeme: mejor que no xD

      El relato es fucking cierto, y lo del Zippo... casi también. Que no me lo recojan en dos días, y ya veremos como de real es la amenaza :D ¡Un abrazo!

      Eliminar
  29. Sin dormir estoy yo también jajaja aunque por causas diferentes jajaja pues yo llamaría y les diría, si no venís hoy me lo quedo y no pago ni un euro más. Y disfrutad tu y los gatos de sofá gigante ajajaja la parte abatible es igual que la mía jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿y tú por qué no duermes, Papa Cangrejo? :D

      Es que no quiero este sofá: en cuestión de espacio habitable, está claro que es él o yo. Esta casa no es lo suficientemente grande para los dos, forastero.

      Eliminar
  30. Eso es una faena como la copa de un pino. Entiendo que tengas a mano el bidón ;-)
    Si es que la gente es muy "malqueda", sobre todo los de los oficios. Un error se puede cometer en (casi) todo, pero luego que cumplan y lo solucionen lo antes posible.
    ¿Se lo llevarían como si nada si estuviera arañado por los gatos, siendo que ellos no lo han recogido en tiempo?
    Un juez lo tendría difícil. Por cierto, al hilo de esto rectifico, no uses el bidón que contigo lo tendría fácil.

    Un beso, Holden

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un error lo tolero bien, Chelo, dos los puedo tragar... pero van 3 seguidos. Y veremos si no fallan en recogerlo también hoy, como han prometido. Ya te digo yo que como no lo vean perfecto me lo tengo que tragar, y espera que no quieran que pague la diferencia de precio.

      ¿Que no use el bidón? ¿Fácil? ¿Por? :D

      ¡Un beso!

      Eliminar
  31. ¿Y si encierras a los gatos en tu dormitorio por la noche?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo he intentado, Pseudo, y aunque no quieran salir, se ponen a rascar la puerta sólo para fastidiarme.

      Eliminar
  32. Jaja, que conozco el sentimiento. Circe, la rubia maravillosa y gigante minina que vive conmigo no hace si no tratar de arañar las cortinas que son del apto en el que vivo, es decir vivieron con el lugar y cada vez que la siento me despierto.

    Que vengan pronto por el sofa y te dejen el tuyo (mejor dicho el de ellos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya es oficial... ¡Por fin respiro! Me lo han quitado jajajaja vuelvo a poder caminar por mi cuarto de estar. Y sin haberlo planeado me ha salido un pareado. Si rima es que es verdad, todos lo saben ^^

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  33. Veo que llego tarde.

    Me alegro de que esté ya todo solucionado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde si la dicha es buena, Tania, y desde luego para mí hoy es como un día de fiesta xD

      ¡Abrazo!

      Eliminar
  34. Yo también llego tarde a tus desdichas con el sofá cachalote. Me he reído contigo, Holden. Siento que hayas pasado tan malas noches, menos mal que ya puedes recobrar tu sueño de tronco. Me gustan estos post tuyos de situaciones cotidianas, eres muy gracioso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son los que mejor me salen, Paloma, pero no vivo tantas desventuras como para llenar un blog xD O quizá es la inspiración... ya sabes. En cualquier caso también son las que más me gustan a mí. Y brindaré por eso en sueños esta noche ^o^

      Eliminar
  35. ¡Y yo que venía dispuesta a echarte una mano con eso de prender fuego! porque no lo he dicho nunca, pero a mi el fuego me encanta, jeje. y además tu situación era crítica.
    Menos mal que ya han venido y se han llevado el sofá maldito que no te dejaba dormir. Me alegro por tí, pero que sepas que si te da por quemar algo, ya sabes, me llamas :)
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Así que eres una pirómana insaciable Montse? :D Vaya que si era crítica, la madre que los parió...

      Vale colegui, un día de estos te aviso y nos vamos a quemar unos Zombies juntos, aunque sea. A ver si JuanRa toma nota :D

      ¡Besitos!

      Eliminar
  36. No me río porque dentro de poco me mudo y no quiero gafarlo. Yo no se si huebiera aguantado tanto..., creo que me hubiera presentado en la tienda y les habría hecho venir conmigo a casa a por el sofá. Al final han venido a por él hoy?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te vas a mudar? ¡Vaya! ¡Enhorabuena Aivic! Espero que se te de bien y que no te cause demasiados quebraderos de cabeza :D ¡Que los de la tienda no te hagan como a mí! (Y sí, ya se lo llevaron!)

      Eliminar
  37. Pues que fuerte no? O sea que te dan largas para recogerlo despues que son ellos lo que se equivocan y luego faltan a dos citas, me parece de ser impresentables, que quieres que te diga....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco sí, Entre páginas, se han portado bastante mal. Menos mal que ya he terminado con ellos, que si no...

      Eliminar
  38. Hijos de la gran... Piiiiiii!! Yo estaría llamándoles a la tienda cada puto día para que se lo llevaran de una vez. Qué poco profesionales, es vergonzoso.

    Un abrazo, espero que para cuando me respondas me des mejores noticias. No consientas que te terminen colando un gol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso hacía, Ray, pero ya sabes cómo son. No dan facilidades al cliente, por más que uno quiera. Por suerte ya logré que se lo llevasen xD

      No es fácil colarme un gol, colega. ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Me alegra saber eso. Es que no sabían que trataban con un zorro astuto... futuro jabalí, jajaja.

      Un abrazo amigo ;)

      Eliminar
    3. Nah Ray, dudo que vaya a dar el paso a jabalí xD Los zorros somos así: nos gustamos como somos :D

      Eliminar
  39. Hay un complot entre el los gatos y la mueblerìa jajajaja a mì que me encanta comprar muebles pero no es algo que haga muy a menudo por falta de billete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo mismo Arethusa, el vil metal es el mismo problema en todas partes. Por desgracia, lo malo de nacer pobre es que suele ser para toda la vida.

      Eliminar
  40. Jajajajajaja,es un nuevo modo de torturar a la gente,seguro que Ikea está detrás de este complot,para que todos acabemos comprando solo en sus tiendas.
    Yo también tengo un gato y te aseguro que si me pasara a mi tendría un serio problema,porque de vez en cuando araña lo que no tiene que arañar.
    Pero lo mejor de todo es tener un sofá y no poder hacer vida en él,jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te extrañe, Jorge, un anti marketing para sus competencias XD Al menos, no han sido ellos los que se han equivocado y no han venido a por el sofá, otra tienda es la responsable de semejante torpeza. Por suerte ya se lo llevaron ^^

      Eliminar
    2. Es que eso es muy fuerte,que se equivoquen y además sean unos impresentables a la hora de recogerlo.
      Me alegro que ya lo tengas solucionado.

      Eliminar
  41. Qué gente menos profesional.

    Y encima tienes que estar en vilo por un error suyo.

    Me pasó una vez al comprar unos cascos en la fnac. Me cobraron 7 pavos más de lo que ponía en la estantería y cuando se lo dije a la dependienta me acusaba a mí de haber mirado mal la etiqueta. Al final, cuando se dieron cuenta de que tenía yo razón la única solución fue bajarme a la planta de devoluciones y esperar allí la cola de 20 minutos para que me devolvieran el dinero. Y todo por una cagada suya que ni querían admitir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que lo entiendes perfectamente, Doctora. Nunca dan facilidades al cliente, por más que intenten engañarnos con lo contrario. Pues yo creía que en esa situación, si ellos tenían mal marcado el precio, es su obligación cobrártelo al precio que marca. Aunque bueno, ya imagino que tú harías lo que hubiera que hacer y listo... ¡menudos pesados!
      ¿Todo bien con las bebitas? ^^

      Eliminar
  42. Ostras, mecagoentó, vaya pasada...
    Te apoyo y entiendo. Tuve una gatita y era de armas tomar.
    Y buehhh, solete, sólo te queda tomártelo con paciencia.
    Te dejo musiquita... porque yo y los ejercicios de relajación, un desastre... ;)

    https://www.youtube.com/watch?v=CB5aevEWyvA

    Aunque lo mejor, y no te quepa duda, es salir de casa todo el fin de y echarte unas risas y unas rubias por ahí.
    ;)

    Besotes, Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos son amores, Zarzamora, pero amores con zarpas y garras a fin de cuentas. ¡Ya me quitaron el sofá por fin! ¡Ya puedo dormir tranquilo! ¡Bieeeeeeeeen! (gracias por Beethoven)

      Me eché las rubias para relajarme a t salud, no lo dudes ;)

      Eliminar
  43. Acabo de salir a la rue y diviso una sospechosa nube
    ¿será un incendio de una muebleria?
    ¿será Holden que está que arde?
    ¿que será , será .... ?

    Ino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mía, Ino, será de otro cliente porque a mí al final me recogieron el dichoso mueble xD Pero gracias por acordarte de mí, oyes.

      Eliminar
  44. jajaja
    bueno... los gatos seguro han de estar muy curiosos husmeando y tu con los nervios desgarrandote las vestiduras.


    almenos no desgarres tu con los nervios las de ese sofá


    ve a darles de latigazos a los de la tiendaaaaaaaaa jajajajajaja

    me muero de risa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fin terminó mi tortura, Jo, ya no aguantaba más xD Los muy malditos vinieron el viernes a por él, finalmente. Y ya les vale xD

      ¡Un beso!

      Eliminar
  45. Jjajjaja como no nos vamos a reir si lo cuentas así :) Me alegra que ya te lo hayan solucionado. Te visualizo con tus gatos alrededor acariciando los cojines "mi sillón mi tesooorooo" jjaja. Pues yo estoy ahora cabreada con Microsoft que se actualizó el Windows 10 por el morro y no me funciona internet grrrrrr Pretenden que lo arregle por Twitter con el móvil... Pero eso será mañana que hoy es domingo. No nos dejan de vivir Holden!
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, Lopillas, no hay manera de vivir tranquilo con tanto mangante cerca XD A ver si tienes suerte y solucionas lo del windows sin demasiada historia, que esos también tienen tela... xD

      ¡Besitos!

      Eliminar
  46. Menos mal que he leído el resto de comentarios, porque ya me veía buscando en las noticias; "Atractivo joven quema hasta los cimientos conocida tienda de muebles. Algunos vecinos dicen que mientras alimentaba el incendio con gasolina gritaba no se qué de unos gatos en un sofá".
    Te veo paseando por tu salón al más puro estilo Hannibal "Me encanta que los planes salgan bien".
    Un beso tan grande como ese sofá que se llevaron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, Eme... no sé si atractivo o no atractivo, ni si joven o no tan joven, pero hasta los cimientos sin duda que habría ardido la dichosa tienda. En verdad no he tenído mucho tiempo para pasear por mi salón esta semana, pero desde luego he dormido muuuuucho mejor.

      Un beso tan maravilloso como el sofá que me traen mañana.

      Eliminar
  47. Jajaja...menos mal que ya ta han solucionado el problema, por lo que he leído, y se han llevado el monstruoso sofá...
    Me imagino tus noches en vela. Mi gata me ha destrozado el mío y debía hacer igual que tu, comprar uno nuevo, pero me paraliza la idea de tener que hacer guardia. Voy dejando pasar los días y no me decido por la comodidad que me da el viejo. Anda, ya me dirás como haces tu con dos...jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, Maripa, que el monstruoso sofá era cómodo a rabiar. Podía tirarme horas tumbado a la bartola... lo echaré de menos ^^

      Yo a los míos los tengo bien educaditos y con las uñas cortadas semanalmente y en realidad no arañan nada. Lo que pasa es que uno se enreda con las paranoias y ya se sabe jejeje

      Eliminar
  48. Por cierto, son divinos, tus gatos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maripaz, la verdad es que son una pasada :D

      Eliminar
  49. ya estoy en su blog y ya tiene una seguidora mas
    Pase y siga mi blog en donde pone (participar en este sitio) pinche ahí: http://mibonitolugar.blogspot.com.es/ Espero su visita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Iri! Pasaré a echar un vistazo ;)

      Eliminar
  50. Después de leer la entrada y reírme un buen rato imaginándome tu paranoia con el sofá y los gatos, he tenido que entrar a los comentarios a ver si te habían recogido ya el dichoso mueble, o si teníamos que ayudarte a hacer una manifestación en frente de la tienda, en pro de que no te llevaran a la cárcel por pirómano xDDD me alegro de que ya se haya acabado tu sufrimiento; espero que este nuevo sofá te lo hayan traído en palmitas después de la mala atención al cliente que han tenido contigo.
    ¡Un Saludo!
    PD: Ahora te toca recuperar las horas de sueño durmiendo como un lirón, y justo viene el calor así que seguro que apetece xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues oye, Pequeña Hobbit, te prometo que sería un pirómano magnífico. Uno con mucho talento... ya tengo el lema para la tienda de muebles: Con tanta madera haremos una hoguera :D

      Estoy durmiendo mejor, aunque como bien apuntas, el dichoso calor hace lo que puede para que no descanse como me merezco. ¡Ay! ¡Qué dura es la vida de los pobres pobres zorros!

      Eliminar
    2. No me cabe duda de ello; seguro que pasabas a los anales de la historia por ello jajajajajajaja. El lema es una delicia; agarráos los calcetines, publicistas: Holden está aquí para quitaros el trabajo xD.

      ¡Lástima esa! El calor parece haber venido para quedarse, y para los que no poseemos varios riñones para pagar la luz tenemos que conformarnos con sufrirlo por las noches. Yo como siga así, voy a tomar el consejo que me dio un colega: Coger una toalla grande, mojarla y escurrirla para que esté húmeda y taparse con ella. Suena rocambolesco, pero si funciona bienvenido sea jajajajajajajajja.

      Eliminar
    3. Pues no se si pasaré, pero por lo pronto SIGO sin sofá. Menuda mala fama le estoy dando a esta tienda con el boca a boca... arg.

      Yo un poco igual, y lo sufro por partida triple: mis gatos se empeñan en dormir encima mío, en especial ahora que les he quitado el sofá. Es como si no hubiera más casa en la que tumbarse xD

      Eliminar
  51. Jajaja me has hecho reir, ¿tantas horas duermes diarias de 8 a 47? jajajaj por cierto ¿Ya te han recogido el sofá?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me alegro de que rías, María, seguro que tienes una sonrisa preciosa. Y sí, todas esas horas duermo: es que cuando el zorro se mete en el cubil a reposar, el tiempo pasa distinto.

      Un beso.

      Eliminar
  52. Eso me recuerda cuando compré el mío. El mismo día que me lo traían y tenían que retirar el viejo, entre otras cosas porque pagas para que se lo lleven, mi hija pequeña se puso mala y vomitó a toda pastilla sobre el viejo. Como me daba verguenza entregarlo con vótimos, tendrías que verme, como un jili po... dejándolo como una patena para que fuera lo más decente posible al vertedero.

    Saludos y paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja ¡Menuda historia Pepe! El caso es que me la creo sin problemas, somos un poco así. El sofá más desinfectado y limpio del verdero por pura vergüenza... ains. ¡Gracias por el consejo! ¡Invoquemos a la madre de la ciencia!

      Eliminar
  53. Me alegro de que todo se haya solucionado ya, que no poder dormir tranquilo es un asco! Espero que se lo hayan llevado por lo menos con pelos de gato y sin rechistar! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto, Angie, es que se lo llevaron sin mirarlo mucho. Es su problema en cualquier caso XD

      Eliminar
  54. No he visto ninguna columna de humo en el cielo, así que espero que cuando escribo esto ya he hayan cambiado el sofá y esta historia no sea más que un recuerdo. Yo tengo una gata en casa y sé perfectamente de lo que hablas. En mi casa compramos un sofá no hace demasiado tiempo (yo tengo exactamente la misma opinión que tú sobre el tema de perder el tiempo visitando tiendas) y claro, la que más tiempo pasa en él es la gata. Sobre todo encima del respaldo. Creo que a los gatos les gustan las alturas ¿verdad? Quiero decir, una posición super cómoda desde la que puedan controlar el terreno, o ponerte la pata en la cabeza cuando te sientas a ver la tele. Pues hace poco compramos también un par de cojines, ya sabes, para rellenar esos huecos al cambiar de postura… y bueno, qué te voy a contar… nada más que los puse sobre el sofá, allá que fue la gata a mullirlos y echarse la siesta encima. Ahora ya no hay quien se los quite.

    Por cierto que la amenaza de quemarles la tienda yo creo que tiene que ser efectiva, con la de madera y tela que tiene que haber. ¿Se te ocurre algo para presionar de la misma forma a los proveedores de telefonía e internet?, porque yo, un día de estos me voy a comprar una recortada (en Estados Unidos por supuesto, ¿dónde si no?) y me voy a liar a tiros con sus centralitas telefónicas.

    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Isidoro, o casi. Me han retirado el viejo. Me han traido uno que no es. Me han retirado el que no era. Y en teoría, mañana me traen el bueno. El nuevo. El definitivo. El que se pone a 4 patas y me canta La Traviata. A ver si es verdad, porque no hay quien les crea :D

      Es que los gatos son expertos en comodidad y en fastidiarnos, eso está claro like the water. Yo a los de internet y teléfonos ya sabes que le sescribí una carta amistosa hace unos meses... algo logré :D

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  55. Rey, como arda la tienda por accidente te llevan preso, jajajaja. Ya tienes tu sofá? Por cierto, ¿sabes que has subido al escalafón de Dios al mantener dos gatos a raya sin arañar el sofá? Eso es imposible! :) Eres el encantador de gatos o qué?
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que tienes razón, Carolina, creo que alguien debería condecorarme por haber logrado mantener dos gatos alejados de un sofá nuevo un par de semanas. El truco es poner muuuchas cajas xD

      ¡Saludos reina!

      Eliminar
  56. Jajaja Holden, espero que te hayan recogido el puñetero sofá porque va a acabar con tu sueño!!!
    Me ha encantado leerte e imaginarte haciendo guardia ante el más pequeño movimiento de tus mininos, que no son nada chiquititos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Conxita, por suerte ya se han llevado el trasto del demonio. Y no, no son nada pequeños... el que menos pesa son 7,5 de felina apostura.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  57. Las tiendas de muebles son muy golosas para provocar un incendio, y sin necesidad de ser un pirómano. Hacer guardia apesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo sabes Jordim, pero no tenía más remedio. Menos mal que la historia ya llegó a buen puerto :D

      Eliminar
  58. Me ha dado mucha risa. Lamentablemente no soy de donde vives así que no he podido saber si se llevó o no a cabo el incendio. Espero nos comentes los sucesos posteriores! arañaron los gatos al sofá cachalote? tuviste que camuflar las huellas de sus garras y hacerlas de actor ante los de la tienda? está aún abandonado en tu casa? tantas preguntas en mi mente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte no hubo necesidad de incendio, Katrina, aunque ganas no me faltaron. Se llevaron el mamotreto inmaculado, tal y como vino de la tienda. Y en teoría mañana me traen el nuevo... ¡reza por mí!

      Eliminar
  59. ¡Qué tensión! ¿Ya te han llevado el tuyo? Cuenta, cuenta...
    Me imagino como debes estar, yo no tengo gatos, pero tengo un perro que es el dueño y señor de la casa y me imagino que tampoco pararía hasta estrenarlo.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que me lo quitaron, Mary, que si no aún seguiría desvelado... XD El nuevo me lo traen (si es que quieres creerles) mañana por la mañana. Veremos xD

      ¡Besos!

      Eliminar
  60. Ay, Dios mío. Lo difícil que es que los gatos no se suban a los sofás, ¡qué mal rato has debido pasar!
    ¿Pero cómo han podido tardar tanto?... Aunque sea, yo creo que deberían de devolverte algo de dinero por el mal rato.

    Un besito,
    Noa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien lo sabes, Noa, pero lo logré. Como un héroe mantuve a los felinos lejos del sofá nuevo xD No me devuelven nada de nada, pero bueno... casi que me conformo con que se llevasen el sofá sin rechistar, a la tercera xD

      ¡Besito!

      Eliminar
  61. JAJAJJAJAJAJA uf, los gatos en esas situaciones son un verdadero problema. Mételos en alguna habitación con llave y en otra distinta el sofá jajaja.
    Y los de sofá deberían haber venido cuando te dijeron, porque si ellos se han equivocado ese ya no es tu problema, pero en fin, la gente tiene muy poca palabra jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en verdad esa opción no existía primero porque el sofá no cabe en otro cuarto que no fuera el comedor, y segundo porque el comedor es el centro de la casa y zona de paso obligatorio, Rocío. Aunque ya pasó :D

      Eliminar
  62. Espero que ya tengas tu sofá nuevo y descanses de la vigilancia y de los incompetentes de la tienda.
    No sabes como te entiendo, eso agota, he tenido gatos y se lo que es su fijación por los sofás, yo le ponía el rascador justo al lado pero a veces a escondidas...ya sabes. Ahora tengo crios, sin uñas, pero con otras fijaciones...ajajajaja.

    Un abrazo, Holden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va! ¿te puedes creer que ahora también han fallado en la entrega? El sábado tendrían que haber venido... ¿sabes lo que es estar 2 semanas sin sofá habiéndolo pagado? En serio, vaya mierda.

      Yo les ponía cajas cerca del sofá, y manta en el sofá. Siempre estaban en las cajas o en las mantas, no fallas. Ojalá los hijos fueran tan predecibles, ¿eh? ;)

      Eliminar
  63. Jajajaja....la verdad es que sí, Holden, los hijos son algo más listos.

    No tienen perdón esos puñeteros, por eso abusan porque ya está pagado, sino anda que no iban a darse prisa.
    Yo tengo un sofá que apenas uso, además muy chulo de estampados geométricos...dime donde vives y te lo mando, igual llega antes de que te lo lleven los espabilaos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Puedes creer que aún no me han mandado el sofá de las narices? 2 semanas llevo ya sin sofá, Mukali, me tienen hasta las narices :S

      A este paso te tengo que pedir el tuyo :P

      Eliminar
  64. No sé si la historia es real pero me he reído mucho. Ánimo :-)

    ResponderEliminar

Cada vez que te marchas sin dejar un comentario Dios mata un gatito. Piensa en ello.